Alto y claro, el amor propio no es egoísmo.

Quererte, valorarte y CUIDARTE no es algo egoísta.

Escucharnos, dedicarnos tiempo de calidad, mimarnos… son cuidados básicos que muchas veces no nos enseñan a tener. ¿Para qué?

El “runrun” de que debemos dedicarnos al 100% por y para los demás puede traer problemas si no te cuidas, porque si no estás bien ¿cómo quieres ni siquiera plantearte estar por y para otras personas?

“No tengo tiempo para eso” es uno de las excusas más comunes para no escucharnos, estoy segura de que si rascas un poco sacarás un hueco. ​

Al igual que la meditación te hace estar mejor en otras áreas de tu vida, los autocuidados afectan MUY positivamente al resto de áreas también, así que  ¿por qué no invertir tiempo en ti? Merecerá la pena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *