Como muchas veces habrás leído por aquí, la sexualidad es una parte muy activa y natural de nuestro día a día. 

De alguna forma u otra, está presente en todas nuestras vidas desde que nacemos hasta que morimos… y sin embargo sigue existiendo un tabú muy fuerte a su alrededor, a veces hasta con nuestras personas más cercanas.

Hablar de ello con otras personas puede hacer que descubramos mucho más de lo que en principio pensamos. Esos momentos incómodos seguramente no te ocurren solo a ti y ni mucho menos son una catástrofe y las dificultades que hayas podido tener seguramente tampoco te hayan pasado solo a ti. El sexo no es perfecto y esos momentos menos idílicos también forman parte de la intimidad y de la vida. 

No solo puede hacer que nos demos cuenta de que no todo es tan milimetrado ni ordenado como en las pelis, si no que es mucho más amplio y divertido. A lo mejor no te habías planteado determinados juegos, experiencias o sensaciones, pero si alguien te cuenta su visión puede ser que sea un buen punto para empezar a investigar. 

De sexo se puede hablar desde un punto de vista educacional, de forma divertida, a modo de reflexión, de manera erótica… y por supuesto desde el punto de vista de cada persona. Lo importante es hablar de él para naturalizarlo y sentirnos cada vez con más comodidad en nuestra sexualidad y con nuestra persona, porque esa es una de las claves para poder disfrutarlo al máximo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *