Pues si, en el sexo oral también hay un gran riesgo de infectarse con ITS.

Las ITS siguen muy presentes en nuestra sociedad, aunque muchas veces no seamos conscientes de ello. Desde el servicio de enfermedades infecciosas de Bilbao, se hace hincapié en que las ITS son un problema de salud púbica de primer orden que no está controlado. Por ejemplo destacan que en España, la gonorrea sigue creciendo continuadamente desde los años 2000 o que la clamidia sigue afectando en gran medida, principalmente a mujeres muy jóvenes (entre 20 y 24 años).

El sexo oral es ese gran olvidado cuando hablamos de transmisión de infecciones, parece que como de lo único que hay que protegerse es de los embarazos no deseados… pues estas prácticas están libres de peligros y no es así. En el sexo oral intervienen los genitales y la boca, por lo tanto el riesgo está presente debido a que se tiene contacto con los fluidos corporales de la otra persona junto con posibles heridas en la boca de la persona que “da” el sexo oral.

Las intervenciones y la concienciación son fundamentales para disminuir las transmisiones, no se nos puede olvidar protegernos y proteger en estas prácticas usando preservativos en las felaciones o bandas de látex (muy desconocidas) para el cunnilingus o el annilingus. Puedes crear una muy fácilmente cortando un preservativo a lo largo así como su punta, que dará como resultado una sabanita perfecta para ser utilizada.

Me parece importarte crear conciencia de que no solo tenemos que protegernos para no contraer ITS, sino que es necesario ejercer un papel activo y no propagar estas infecciones, protegiendo así a los demás. Aunque tengamos la seguridad de que contamos con salud, hay que recordar que muchas de estas infecciones están silentes hasta un momento dado o mínimo durante un periodo de tiempo,

Como se suele decir, es mejor prevenir que curar, además está en nuestra mano erotizar el momento de usar estas protecciones de barrera porque si, pueden ser igualmente muy sexis e incluyendo diferentes sabores o texturas pueden ayudarnos a variar nuestra rutina sexual.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *