Hoy hablamos del oído, sentido muy importante en nuestra sexualidad, ¿a caso a ti no se te pone la piel de gallina cuanto te susurran? ¿nunca te ha atraído una voz más de la cuenta y no sabes por qué?

No solemos ser conscientes de la importancia que tiene para encender la pasión y la excitación, escuchar un determinado sonido puede dejar volar tu imaginación muy muy lejos y a diferencia de la vista, suele dejar muchas más cosas abiertas a la fantasía. Pero ojo, también tiene el poder contrario y puede ser que un sonido nos afecte y “nos corte el rollo”, como te digo es muy potente.

Pero cada persona es diferente y los sonidos despertaran cosas en nuestro interior de diferentes modos, por eso habrá personas que les guste un susurro dulce y a otras que les guste escuchar o decir cosas más lascivas o gemidos más altos. Lo importante es que encuentres lo que te gusta y eso se consigue practicando (como he dicho ya varias veces, al igual que la mayoría de cosas de nuestra sexualidad… que amigo o amiga no vienen por arte de magia).

Te propongo diferentes ejercicios para este querido sentido:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *